domingo, 21 de octubre de 2012

Amemos a Pedro Monge


Estoy harta de los pesimistas, de las mariangustias y de los dondiscursitos que cada dos palabras anuncian una catástrofe. Que la vida cuando quiere es muy zorra, ya lo sabemos todos, por eso cuando las cosas van tan mal lo último que necesitamos es a alguien que te recuerde que aún podrías estar peor. Cuando estás de bajón y depresiva lo que necesitas es que te hablen bonito, que te enseñen que aún se puede ser optimista y que por supuesto que seguimos teniendo derecho a soñar.

Los soñadores nos sacaran de esta crisis, al menos eso quiero creer yo.




Hace poco leí una entrevista a Martha Nussbaum en la que la filósofa advertía del peligro de que en esta sociedad se le de tantísima importancia a las carreras técnicas en detrimento de las Humanidades y la Filosofía. Dice que una base humanista e intelectual es vital para ser una sociedad desarrollada.

Parecerá una obviedad, pero no lo es.

Necesitamos ahora más que nunca que nos recuerden que no es ninguna chorrada estudiar Filosofía o Filología o cualquier 'carrera de pobres', esas que no dan un puto duro pero que al contrario de lo que siempre nos han hecho creer sí sirve para algo.

Ha pasado siempre, pero con la crisis se está acentuando cada vez más todo este mercantilismo... mercantilizamos el saber, la educación, la sanidad... nuestras vidas al fin y al cabo. Por eso conviene hacer un alto en el camino y recapacitar sobre en quién nos estamos convirtiendo, qué es lo importante.

Os estoy haciendo una putada con todo este rollo intenso que os estoy soltando, lo sé, pero no es más que el prólogo a una persona que creo que resume muy bien ese optimismo, esa capacidad de soñar a pesar de los telediarios, a pesar de que casi todos tus amigos se queden el paro y de esa sensación continúa de que, madre mía, España se irá la mierda mañana a mediodía.






Pedro Monge ha sentido la necesidad urgente de hacer realidad un sueño que hace años que le rondaba por la cabeza: hacer su propia línea de zapatos. Dejó su trabajo como director de Márketing en una empresa de moda y se arrancó por bulerías. Improvisación cero, eso sí. Pedro es un tío soñador y romántico, pero ante todo sensato y responsable, doy fe.



Durante siete años trabajó en Camper y ahí aprendió todo lo que sabe de calzado. Cómo pensarlo y cómo hacerlo.

Un buen día dejó Camper para hacer un master en el IE de Madrid y poco después ya estaba dirigiendo, como digo, un departamento de márketing en una empresa de moda.

 Pero los Monge ya monopolizaban todos sus suspiros.

Otro buen día de catarsis lo dejó todo por segunda vez, pero esta vez el precipicio daba más vértigo aún: dijo adiós a un salario para apostarlo todo a hacer sus zapatos.

Y esos zapatos son exactamente los que a él le gustaría llevar, por eso son taaaaaaan bonitos. Son todas estas maravillas que véis en este post:



Si yo fuera hombre, llevaría unos Monge, os lo digo ya.

Para empezar, unas botas Chuck. Veo a Ryan Gosling con ellas y a Fassbender más aún!!! No me lo neguéis u os destierro para siempre de este blog:



Los Scott, para mi Matthew Macfadyen o para Jude Law:



Los Ernesto para Lapo Elkann o para el novio gran macizo de Olivia Palermo:



Y así seguiría todo el rato con los Monge.

Por cierto, están hechos a mano en Mallorca 100%, así que tomáos este post como la segunda entrega de la serie Raíces :))))

Vivan los optimistas y los soñadores y todos los que creen que "claro que se puede conseguir, no es tan difícil".

Viva Pedro Monge. Amémosle.

Lula P.


15 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué vivan!!!! Y marchando unos Scott para mi hombre... Son perfectos y espero que no demasiado careiros.
Un aplauso para ti, Lula. Besos

Paca

Lula P. dijo...

GEnial, Paca!! Baratos no son, pero es que si fueran baratos no sería tan bonitos ni de lejos!!!!!!!!!!!!!!!!! tampoco son prohibitivos... yo creo que son con un poquito de esfuerzo el mejor regalo de Reyes posible.

Te diría que el mejor regalo sería uno de estos o unos Church o unos Berlutti... pero qué cojones, son producto español, si nosotros mismos preferimos lo de fuera vamos mal. ASí que ánimo!!!!!

besos

Sonia Martínez dijo...

Son la leche esos zapatos!! Respecto a la primera parte del post, me he acordado de un novio que tuve; el muy listo decía (palabras textuales) que "los intelectuales se quitan el hambre a hostias", que hay que hacer cosas prácticas en la vida. En fin, mentes brillantes las de esta nuestra generación.
Besis.

nine dijo...

Iniciativas como esta te reconcilian un poco con las malas noticias que llegan por todas partes

Anónimo dijo...

Que bonito Lula!!!!

S.

María dijo...

QUE VIVAN!!!

Yo creo mucho en la actitud y en los sueños. De hecho, soy una soñadora nata, y al final, después de quedarme en paro, te hice caso y me lancé a montarme algo por mi cuenta... y ¿sabes qué? Que mi última clienta me ha contratado porque otro cliente anterior le dijo que yo destilaba buen rollo, que se notaba que creía en lo que hacía, y que le hice creer que su proyecto era lo más importante del mundo.

Y los zapatos ME FLIPAN!! Sobre todo las botas.

ABOGO DESDE YA POR EL BUEN ROLLO Y POR CREER QUE DE PLAZAS PEORES HEMOS SALIDO A HOMBROS, COÑO YA!

Anónimo dijo...

Olé y amén!
Y pienso liarme con el primer tío que me cruce por la calle que lleve unas Chuck... así de segura estoy de que tiene que ser un cañonazo. ¿Habrá un solo tío en mi ciudad que se atreva a llevarlas y pueda comprarlas? Prometo avisar si lo veo.
N.

Anónimo dijo...

Me gustan muchísimo todos esos zapatos! Lula nunca comento por aquí porque sois todo mujeres y me dais un poco de miedo, pero es un placer que de vez en cuado postees cosas de hombre. Yo me compraría unas chuck sin dudarlos, son como las red wing que nos enseñaste pero mas sofisticadas. Molan mucho.

Un saludo
T.

Nina dijo...

Muy bien por Monge, siempre he pensado que en esta vida hay que arriesgar, si existe algo que realmente te motiva y te llena.

Yo estudié Filosofía Lula, no terminé, sólo hice hasta tercero, lo mío era el arte, no sé si tomé o no el camino equivocado o desperdicié unos bonitos años en algo que se quedó a medias, pero me sirvió, ya lo creo, quizá si hubiese tomado otro camino, estudiar bellas artes, por ejemplo, mi trabajo sería más exitoso, no lo sé..., creo que ambas son carreras de pobres. El caso es que incluso así, con mis estudios a medias, soy tremendamente feliz, después de dar muchos tumbos en trabajuchos que poco me aportaban por fin he conseguido un trabajo creativo, en un taller de artesanía, pequeñito, humilde, en el que sólo somos tres personas pero que me encanta.

Nina

Annie dijo...


Mmmm...las Chuck, me encantan!

Un beso a todas!

Tura dijo...


Los zapatos, preciosos, pero qué pinta el cráneo ese ahi? Cuál es el concepto? jajaja

Bien por el detalle de las carreras:) Mi novio se ha reciclado matriculándose en antropología, que curro no le va a dar pero felicidad a go go. Y yo, pues qué te voy a contar si soy profesora de piano! toda la vida estudiando la carrera para ahora estudiar unas oposicione fantasma que vete tú a saber. Pero sé que acerté, que no hay nada que me guste más.

saludines.


pd: cuándo nos haces una entrada de cosméticos y descubrimientos potinguiles?

Mónica B dijo...

Siempre me ha encantado leer y los libros (menos el Quijote, claro), y estudié Filología. Y no me arrepiento nada.

Y seguro que el Sr. Monge tampoco se arrepentirá de haber dado este paso importante en este momento también importante... Las crisis siempre se pasan (que nos lo digan a nosotros, que pasamos por LA CRISIS -la adolescencia-), y si son económicas se pasan con creatividad e intentando cosas nuevas.

María dijo...

LULA!!!

Que estoy viendo lo de Marías en directo y me estoy acordando tanto de ti!! Estoy aplaudiendo TANTO!!!

Anónimo dijo...

Querida María!!! Me acabo de enterar por tiiiiiii. Llevo toda la tarde desconectada ejerciendo de mama!!!! Viva Javier Marías!!!!!! Ole, ole y oleeeeeee

Lula P

ester dijo...

jajaja, me parto, yo también me acordé de lula en cuanto me enteré de lo de marías!!! para que luego digan de los blogs de moda, jajajajaja!!!!
beso y feliz fin de semana a todas!
e.