martes, 10 de noviembre de 2015

Tan virulento


A mí me sabe fatal, de verdad. Además, mi amigo Marcos me dice cada vez que puede que no tengo corazón, que ya me vale con dejar esto abandonado. Y yo le entiendo, os entiendo, pero no puedo con mi vida.

No soy precisamente el colmo de la inspiración y en el trabajo con cada línea que escribo pierdo 10 años de vida. Yo actualizaría más esto, porque os quiero leer en los comentarios, pero no tengo ni idea de qué poner. Todo lo que tengo en la nevera lo voy usando en otros sitios. Os lo acabo de decir, no soy el colmo de la inspiración.

Pero nenas, quiero un vestido rojo. Os lo he dicho muchas veces, pero no hay manera. Quiero un vestido rojo y ser una diosa de la estratosfera como Lea.

Lea, te amo aunque tengas esa cara de mala hostia perpetua.



La gente con cara de mala leche me desconcierta mucho. Unos días adoro a esas personas y otros las detesto. No es guay tener cara de culo every fucking day.

Durante estos últimos años he decidido ser muy estricta en mi política de rodearme sólo de gente que tienda a la felicidad. Encontrar personas positivas es tan complicado, que me da miedo. A medida que crecemos, nos vamos amargando hasta la angustia y eso es tóxico y virulento. Hay que tener cuidado, porque se pega mucho.

Pero luego tengo días en los que me encantan los viejos cascarrabias como Javier Marías. Todo está sucio, todo gris, todo mal, todo, todo mal.

Esos días también me gustan Lea y las demás francesísimas con cara limón.



Pero no, mi política es estricta. Quiero relajación y felicidad, estoy harta de pesimistas y de quejas. Estoy harta de mí quejándome. Joder, ya me estoy quejando de que me quejo, es que no puede ser. Vale ya.

Quiero molamiento y buenrollismo, punto.

Aunque no os lo creáis, hay gente que sonríe todos los días.

Un beso a todas.

Gracias por ser pesadas.

Lula P.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

AY POD DIOS!!! Creí que nos habías dejado para siempre y sufría en mi dolor de una manera indecente!!

Que hayas vuelto es lo principal. Que nos digas dónde más podemos leerte es lo siguiente en importancia.

Y ahora mi comentario chota del día:

1.- La gente con cara de mala hostia me pone de mala hostia. Es contagioso y triste. Yo, como tú, hace años que busco el buenrollismo y el relax a mi alrededor, porque ya es la vida lo suficientemente cabrona.

2.- El summum del buenrollismo son mis hermanos. Mi hermano hace chistes con todo. CON TODO. Todo el rato. En la prueba del menú de boda de mi hermana estuvimos mi hermano y yo con nuestras parejas porque mis padres fallecieron hace años y los suegros de mi hermana viven lejos. Cuando el maitre vino a interesarse por "los padres" mi cuñado, muy elegante, explicó "no, es que mis padres viven lejos y mis suegros..." Se quedó callado porque quería ser diplomático y respondió mi hermano "y tus suegros más lejos aún. Vamos, que como vengan esos salimos los demás corriendo del susto". A mi me encanta que sea capaz de descoronares de todo y de todos.

Luego está mi hermana, que se levanta cantando, LITERALMENTE.

3.- Los vestidos rojos son imprescindibles. Creo que tengo al menos 3: verano, invierno y entretiempo. Rojo muy rojo, intensísimo y soberano, y levantan el día a caulquiera.

LULA!! NO NOS DEJES MÁS!!!

María Nieto.

Veraluz dijo...

Se te extrañaba! Y no importa, al diablo con la inspiración, mientras nos escribas un par de líneas que nos iluminen los días más aburridos de noviembre (acá en Lima es primavera, pero no lo notas ni a balas...) ...te quiero Lula!!!

Anónimo dijo...

Gracias por volver, yo adoro también los vestidos rojos, y además en siento muy guapa con un vestido rojo.
Lo de la cara de mala leche, tampocome va, pero es difícil rodearse de buenrollismo, sobre todo por que algunos de los de la mala leche son amigos de tooooda la vida.
Un beso guapa, sigue con nosotras
N.

Anónimo dijo...

Ay hija, menos mal!
Es que yo creo que a veces la gente confunde la cara de mala hostia con la cara de interesante (yo también, a veces) y claro, no todos podemos ser así de malotes siempre.

PD: podrías dejar en el blog enlaces con lo que vas escribiendo en otros sitios, así lo tendríamos más fácil y no te daríamos tanto la mandanga. Ahí lo dejo.

Patricia Gubieda dijo...

Gracias Lula, que alegría, a poco que sea, me temo que estamos enganchadas Y si, adiós a los mala hostia y hola al buen rollo, a quejarse menos toca!

la emperatriz de lavapiés dijo...

Creo que soy del grupo de quejosas, pero cuando me doy cuenta de lo fastidioso que es tenernos cerca es precisamente cuando estoy con otra persona de la misma especie. Ay Lea, el otro día vi La vida de Adele y qué penita me daba la pobre Adele, tan francesa y tan maltratada por Lea...

Lula P. dijo...

Hola!!

María tu hermano es un grande. Ay, sí, gente contenta y con sentido del humor!

Veraluz, desde Lima???!! me has dejado loca. Pensé que esto se quedaba en patio de cole español y mira, desde Perú! jajaja

N. los cara de culo amigos de toda la vida... qué hacemos con esos?! Pues anda que cuando es tu padre, madre, hermano... Ahora qué hago con mi política estricta?

Anónimo: ajajajaj lo de la confusión con cara de interesante me ha llegado al alma. Todo un subconcepto a estudiar en profundidad. Aceptamos interesante por intenso o intensa? intensitas? Yo últimamente estoy en época de desuso del "intenso/a" y recurro más a "gilipollas", que es lo mismo.

Patricia, enganche el mío, que actualizo para leeros. Puede haber algo más loco? una bloquer que actualiza para poder leer a las lectoras. Dios mío!

Emperatriz: yo tengo épocas y en las épocas quejosas, tienes toda la razón del mundo, me doy cuenta de lo coñazo que soy cuando estoy al lado de otro espécimen de la misma especie. Así que hay que esforzarse más, autocontrol, nenas.

Y Lea en Adele está alucinante, pero ahí la que se come la película es Adele. Esa chica por dios, esa chica en esa peli es giganta. Esa manera de moquear llorando; mocos a chorro!! Y no se puede ser más guapa, coño.

ester dijo...

lula, estaba por no comentar porque llevo precisamente una temporada que me aburro a mí misma, me están dando mucha caña en el curro, y por si no tenía suficiente he empezado a dar clases y ando todo el día estresada y poco "ligera", no sé si me entiendes... total, que me pone de mala hostia ser tan coñazo y cada vez me da más pereza socializar porque encima es que encuentro también muy perezona a la mayoría de la gente, todo el día quejándose...
así que el poco tiempo libre que tengo me doy a la lectura y el cine, ermitaña total!!!
gracias por actualizar, preciosa!!!
e.

Veraluz dijo...

Te sigo ya tres años, sólo que antes desde Berlín y ahora estoy de vuelta en casa... me encanta tu blog, no me lo pierdo por nada! Besos peruanos! jajaja

capucine dijo...

Lula, que alegría!!
Yo, que siempre he sido muy protestona, ahora solo me quejo de los impuestos... El resto intento verlo con buenos ojos, que la vida son dos días oye.
Lea me encanta. La vida de Adele me emocionó mucho; tanto amor y esas chicas tan guapas (me gustaban hasta los moños horribles que llevaba Adele...) En Midnight en París Lea no tiene cara arisca, ahí se salva.
Y el artículo de Marías... que bueno. Antes de verano leí Los Enamoramientos (me acordé de Lula, claro) y
vaya delicia.
Muchas gracias Lula!!
Besos a todas.

Alejandra de F dijo...

Yo soy toda sonrisas en cuanto consigo despertarme del todo, unas tres horas después de levantarme por la mañana :D

Queremos leerte, donde sea. Como ya han dicho, puedes poner enlaces: tú ganas visitas y nosotras nos quitamos el mono. Es un win-win.

Pepa F. dijo...

Qué bien, has vuelto! Que si escribes en otro lao, nosotras nos da igual, eh! El contexto es lo de menos:)

Pues aquí una que se va amargando, preocupando, y todo lo malo con la edad. Creo que esto ya no hay quien lo pare, me da mucha rabia! Me hice negativa y muy quejica hace mucho, y me gustaría tanto cambiar el chip...pero uno es como es y el resto es imposible.

Quédate!

AIXŌ Bcn dijo...

Yo no sé el porqué de que blogger, en este blog, casi nunca me acepte los comentarios a la primera...escribí ayer y nada.
Y ahora me da mucha pereza volver a escribir lo mismo.
Resumen: hago lo que puedo para que mi hija no me catalogue como una quejica, dar ejemplo y esas cosas. No siempre me sale bien y ya sabe de dónde ha salido mi arruga en el entrecejo.

Lo más importante: me alegro de volver a leerte.
Besos.
Belén

Anónimo dijo...

Pues a mí ya me gustaría tener cara de limón. Porque voy por la vida con cara de ¿fresa?, y te juro que hay veces que creo que hay gente-limón que se propone cargarse a la gente-fresa a toda costa. ¿Me ha quedado muy rollo peras-manzanas? Jajaja.
Seguro que las que ponen cara de limón lo hacen para acojonar y que no se les peguen los cenizos con sus malos rollos, ¡qué listas!!!!
Vuelve siempre que quieras y contando lo que te apetezca, que nos alegras el día!!
N.

Anónimo dijo...

Qué alegría!!!
El vestido rojo es lo más desde que vimos el de Julia Roberts en Preto woman
Yo soñaba con ese vestido !!!!
Por cierto a mí también me ha salido arruga en el entrecejo

Anónimo dijo...

Pretty woman of course

Anónimo dijo...

Gracias por volver!No pasa nada si no te visitan las musas de la inspiración ... Es una maravilla leerte!!!!!!Xsandra

Raquel dijo...

Hola Lula! Qué alegría leerte!
Yo soy una persona optimista y en general suelo estar de buen
humor, y si me rodeo de gente pesimista y quejica noto que me afecta,
que me dan mal rollo, y la verdad es que procuro evitarlas.
Aunque es cierto que voy notando que los años hacen mella
también en el optimismo.
Gracias por volver.

Anónimo dijo...

Gracias, gracias por volver, creí que no volverías, que mal rollo de verdad... leerte es un subidón. Por cierto estoy de acuerdo contigo hay que estar rodeado de gente positiva, cuanto más positivismo mejor va la vida.
No nos dejes durante tanto tiempo por favor.
Besos

Anónimo dijo...

te descubrí este verano y me leí todo el blog en menos de 48horas, muy fan de tu prosa, querida.espero que ahora que por fin encuentro un blog que me gusta donde la moda no está reñida con la lectura y la personalidad no desaparezcas.
Yo intento estar siempre positiva y afrontar la vida con una sonrisa pero cuando paso una muy muy mala época en la que no me soporto ni a mi misma y el vinagre es dulce en comparación con la amargura de mi estado de ánimo, me hincho a prozac y a otra cosa mariposa.
VIVA LA FLUOXETINA!!
Besín,
Doda

Anónimo dijo...

Y lo que nos alegramos de leerte!! Si da igual el tema!! Tu escribe, lo que sea, te esperamos y te comentamos!!
Hazme un favor, cuenta qué te has comprado o que te gustaría comprarte esta temporada, vamos, runrún. De verdad que tiene interés para mi mucho más allá de la simple curiosidad.
Un besazo!
R.

Anónimo dijo...

viva la vida de adele

a mi me encanta esa peli, y la prota tambien me gusta
me encantan las dos, todo...

viva lula y viva el optimismo y la fluidez
carmen