miércoles, 10 de noviembre de 2010

Kilim me softly



Llevo muchos meses obsesionada con los kilims. Pero aguanto por varias razones. Primera y fundamental, en estos momentos no estoy preparada psicológicamente para gastarme tanto dinero (tendría que comprar tres y uno de ellos sería muuuuy grande, o sea, carísimo seguro). Y segunda, mi marido se muestra reticente al hecho de ponerlo en nuestra casa.

Esta era la conversación habitual cuando tocábamos el tema:

Yo: Cari, no puedo entender cómo me dices eso!!!! Cómo es posible que no te gusten los kilims!!!

Mi marido: A ver, no es que no me gusten... es que no me gustan para nuestra casa.

Yo: Bueno, bueno, bueno... menuda barbaridad!!! Pero si es justo lo que necesita nuestra casa!!!! Eso le dará un toque relajado, intelectual...

Mi marido (con cara de flipe):... un toque intelectual??? los kilims???? estás pensando antes de hablar??? explícame eso del toque intelectual, anda.

Yo (desamparada): Ay, cari, no entiendes nada.

Mi marido: No, no entiendo nada porque me falta ese toque intelectual. Cari, la casa está perfecta como está. Acéptalo.

Yo (mirándole fijamente, muy seria): Cari, acéptalo tú, pondremos los kilims.

Fin de la conversación.

jijijijijijijijijiji


Para que mi marido pase por el aro he formado todo un despliegue de artimañas para convencerle de que poner kilims en nuestra casa es probablemente la mejor idea del mundo.

Poca broma. La manipulación ha empezado por colocar dos alfombras (baratas pero guays, aunque no kilims) donde irían los dos pequeños (140x200): una debajo de la mesa del sofá y otra enfrente, que queda como en medio del comedor, debajo de la tele.

Son grises, lisas, de esas de algodón hechas como a nudos. Cuando las vi supe que eran las aliadas perfectas para mi misión.



Y no sabéis el efecto que han tenido!!! Ha sido más rápido que que el del Espidifen!!!!! Cuando las coloqué, mi marido se mostró... cómo lo diría yo?... dubitativo?... perturbado?... im-presionado? jajajajajajaja Dijo algo así como que si me gustaban a mí, ya iban bien (con la boca pequeña, of course).

Pero luego, a medida que pasaban los días, yo notaba que cada vez le gustaban más y más y más... qué coño!!!! estaba entusiasmado con las alfombras!!!!!!!!!! fundamentalmente porque mis hijos se tiran el día encima de ellas!!!! retozando como los leones!!!!! y su padre el primero!!!!!!! ahí ven la tele, leen, juegan... los tres encantados con las alfombras que, por cierto, ha comprado la mami... porque la mami es guay y sabe muy muy bien lo que necesita nuestra casa!!!!! jajajajaaj

Sí, efectivamente, una vez me di cuenta de que estaba encantado con ellas estuve tirándole pullitas a diario... ay, cari, qué toque más intelectual que nos dan las alfombras... ay, cari, creo que no pegan nada con la casa, las voy a quitar y a regalar... y así hasta el infinito.

Lo malo del asunto es que ahora tengo esas y sé por experiencia que nunca hay que comprar nada temporal para la casa, porque ahí se queda para los restos de la vida. En mi fuero interno sé que tampoco durarán mucho con el tute que les están dando... pero mientras permanecen de una pieza, yo voy mirando kilims gigantes para la mesa del salón!!!!!!!!!!!!!!

Ahora ya sólo queda que me apetezca gastarme el dinero (aunque una amiga muy sabia me dijo: nena, con los kilims lo que tienes que hacer es encontrar la medida que quieres y comprar el más barato).

Aquí os dejo con unas cuantas fotos que acabo de buscar en plan rapidísimo. Últimamente los kilims me persiguen (grande Mar Segura!), pero justamente hoy que quería fotos para colgar, me ha costado un poco encontrar.



Un beso a todas.

Lula

14 comentarios:

ester dijo...

si tú lo dices seguro que es verdad que los kilims es lo que tu casa necesita...pero yo, puestos a elegir, de esas fotos me pediría la lounge chair de los eames o la chaise longue de corbu...claro, que también tendría que pedirme una casa nueva, en mi apartamentito de 52m2 no pegan nada, jajaja!!!
tía, te puedes creer que estoy un poco obsesionada con el abrigo camel de zara studio, ése recto y casi masculino?
por cierto, ayer estrené el zorrón!!! con un maxijersey de lana gris, leggins y botas moteras...vale, sé que suena fatal pero iba encantada al más puro estilo gemelas olsen, jajaja!!!
beso y mil gracias, preciosa!
e.

Lula dijo...

ester, te lo digo yo!!! ideales para mi casa!!!! lo que pasa es que si fuera por mi marido la casa estaría vacía...

me encanta la long chair de los eames (mi suegro la tiene en el estudio, todo será que mi amore la herede! jajajaja)

Mi marido siempre me está pidiendo la chaise long de le corbusier... quizá algún día jijijijiji

Ese outfit con el zorrón tiene muy buena pinta!!! pero con los pitis rojos te quedaba ideal!!!

cómprate el abrigo camel, ester, te pega tanto!!!!

beso

marta dijo...

Ay! Lula,...si tu marido leyera el blog! entre esto y que te hace las trenzas,...yo es que me parto!!!!

Una alfombra el lo mejor del mundo ( si no tienes animales en casa) y ya solo por ver a tus nenes disfrutando de ellas vale la pena. A mi me gustan aunque sobre todo sobre parquet.

Y estoy con tu amiga,..busca medida y compra la más barata

Elisa dijo...

Me enloquecen los kilims!!! estoy detras de alguno económico pero, creo que no existen. En hamburgo en la ciudad de las especias del puerto (se llama así porque son los antiguos almacenes de café, té etc..) hay cientos de comerciantes "arabes" de alfombras y yo me vuelvo loca con las exposiciones. Lula si encuentro un chollo te aviso sin falta.

He visto un Kilim de kyrzijistan (no sé si lo he escrito bien) que me ha dejado loca!!!!!! pero costaba 5000 eurelios. A my man ni se lo comente. Creo que me he acostumbrado a vivir sin alfombras.

PS:Mi exsuegra (también alemana ella, les encantaaaaaaannn) tenia lounge chair y la chaise longue, pero por aquel entonces yo no sabian lo que eran!!!! aunque siempre recordaré que la chaise longue es superrrrrincomoda para echar la siesta jajajajajajaja Qué pena que su hijo fuera lo peor. Con lo que yo disfrutaría heredando todo eso jijijijijiji

Ahora estoy loca por la chair pero con las pelas que cuesta nunca me decido snif snif....

Annie dijo...

A mí también me encantan pero lo mio es peor: a mi chico no le gustan las alfombras (es una rareza que ha heredado de su madre). De momento no me pongo muy pesada porque tenemos gato y entiendo que durarían dos días pero ya llegará el día, ya...

Pili Pili dijo...

Lula, eres la leche!! jajaja!!! si dejas que tus hijos hagan el animal y meriende batidos de chocolate en la alfombra en breve tienes tu kilim!! Yo este año también iba buscando alfombra pero ya no me molesto en buscar el famoso kilim, directamente fui a Ikea y me llevé una, y lo que aguante. No me veo capaz de comprar algo duradero con la tropa que hay en casa, y el peor el padre de las criaturas que se tira a la alfombra el primero. Y eso lo dice una a la que el marido le colgó lámparas de papel de arroz de una bombilla a regañadientes y 6 años después no he conseguido quitarlas...
Por cierto, he hecho una mención de tu blog en el mío.

Miss B dijo...

maravilla! tan caros son?? no tenía ni idea...

mi madre que nació en marruecos tiene unas alfombras bereberes de morirse, pero si me las tengo que traer aquí, me cuesta más o menos el mismo riñón que comprar una. algún dia cuando tenga casa lo haré.

desde ahora, para cuestiones caseras, hay que consultar al oráculo del cordobés jajajajaaja
qué fuerte que tú también guardaras como oro en paño la glamour!!

Lula dijo...

MisB... los hay carísimos!!!! y no tan caros... todo es buscar. YO prefiero los baratos, evidentemente... pero a ver si los encuentro de verdad jajajaja

Ya te lo he dicho en tu blog... yo esas alfombras las meto a presión en la maleta sí o sí!!!!!!!!!!

Lula dijo...

Pili: las alfombras ya tienen varios lamparones de yogur!!!!

Elisa: de kyrzijistan ??? oh my god!! yo te digo ya que no me pienso gastar ese dinero ni por asomo!!!!!!!!1

Annie: todo es ponerse... a manipular a tu chico!!!!!!!!!!!!!1

Marta: mi marido ya sabe lo del blog y creo que se metió una vez para cotillear... pasa olímpicamente jajajajajaa cuando le reprocho que no me siga ni se lea las entradas me dice que yo tampoco le sigo con la escalada y que no he ido ni una sola vez con él. Y como tiene razón, me callo... vaya a ser que acabe leyendo esto todos los días y yo tenga que ir a la montaña los domingos a las ocho de la mañana (cuando va a escalar). Y eso sí que no!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

marta dijo...

Pero Lula!!! con lo que te gusta a ti la montaña,...que te transforma y todo jajajajaja

Pili Pili dijo...

Tu marido también es un cabra? al mío le da por correr por la montaña, todo será que se encuentren un día por la Tramuntana...
Te entiendo, porque yo tampoco voy a las carreras del mío...es que no sé que necesidad le ve a madrugar un domingo (cuando está en casa, que esa es otra) cuando lo que a mi apetece es retozar y que vengan los niños a jugar...pero no, hay que largarse a correr. Tiene un pincho en el culo que yo obviamente no tengo. Soy de deporte cero.

Ale que me enrollo. Y que no vuelvan los zapatones por Dios!
Beso

Pili Pili dijo...

Lula, miro y remiro la última foto y me tiene tonta...

Reportero de Lluvia dijo...

Lula hasta me estás convenciendo a mí! así que te los compraré yo! jejeje
Buen finde!!

María dijo...

Me los imagino perfectamente en tu casa, la verdad.

Aunque en una cosa no estoy de acuerdo: yo soy la reina de las compras "provisionales" para la casa. No soporto esperar, soy una impaciente y una caprichosa, cuando quiero algo lo quiero YA, pero desgraciadamente no siempre puedo, así que me dedico a comprar "cosas similares" con las que paliar el ansia hasta que puedo hacerme con las auténticas.

Lo hice con el sofá, luego con los muebles del baño, con la decoración del dormitorio (te debo un selby de mi nuevo dormitorio, ahora ya "con las cosas de verdad")... y siempre acabo llevando a cabo el cambiazo ante los ojos atónitos de mi chico, que insiste en que "para eso es mejor que esperes y compres lo que de verdad te gusta cuando tengas la pasta"... pero NO PUEDO!!! UN AÑO ESPERANDO PARA ALGO???? ESA NO SOY YO!!!