lunes, 19 de noviembre de 2012

Cuatro meses pasado de moda


Soy muy fan del concepto 'pasado de moda'. Decirlo en 2012 es tan esnob como llevar un Trolex y tan pueril como decir "fui a Zara y ME HICE con cuatro vestidos" en lugar de utilizar el bonito, sencillo, directo y práctico verbo COMPRAR.



Hoy una chaqueta es capaz de pasarse de moda en una semana y algunos zapatos apenas lo están un cuarto hora. Ahora lo que queremos es llevar lo que dentro de un año estará de moda para poder decir entonces que para ti ya está demodé (soy fan del concepto demodé, tan pasado de moda, tan ochentero, tan de pelo frito).

Yo acabo de decidir que me gusta lo pasado de moda, que mola picomil llevar los botines que compraste hace tres años, que las blusas de seda de 2005 te siguen pareciendo de puta madre y que no cambiarías tu chupa de cuero 2006 por ninguna de las de ahora, ninque las lleve Kate Moss ninque te quieran hacer creer que las ha pensado Margiela. Puaj.

Me mola mi armario pasado de moda.



Qué coño, ahora lo chic es estar pasada de moda. Y punto. Estar al día y llevar "lo que se lleva" es una ordinariez.

Sin embargo, hubo un tiempo en que ese concepto de 'pasado de moda' fue maravilloso, un tiempo en que sí quería decir algo. Marcaba una categoría de persona, un tipo de hombre o de mujer, definía a la sociedad. En los años 20 y 30 y hasta 40, podías hablar de un vestido dos meses pasado de moda, de un tocado medio año pasado de moda... Eran rasgos definitorios de las personas. Un hombre que llevaba un abrigo de cashmere hecho a medida, una mujer con dos piezas de seda que se sentía terriblemente incómoda dentro de ese vestido cuatro meses pasado de moda... una joven con un sombrerito a la última traído de París.



Durante esos años, la ropa significaba algo. La moda ordenaba el caos.

Hace unas semanas leí un libro que no recomiendo pero que me entretuvo bastante, la primera novela de Amor Towles, 'Normas de cortesía', que compré en un aeropuerto sólo porque me gustó que un hombre se llamara Amor.

'Normas de cortesía' es un libro que está lleno de carencias, que sólo a ratos es auténtica literatura y que se pierde en la descripción. Sin embargo, entretiene de verdad y tiene conatos interesantes como la libertad que regala la música jazz y este que os digo de perfilar personajes por su ropa y por sus maneras.

Habla de la vacuidad del aspecto, que aunque no quiere decir nada sí se puede utilizar como arma embaucadora.



Ahora tener un Rolex no te abre las puertas a un club privado y llevar un MMM de HM solo te convierte en alguien capaz de pagar 300 euros por algo de HM.



Así que rediós, viva lo pasado de moda!!!!!!

Esa es mi nueva religión y pienso ser tan adepta, tan adepta, tan adepta que hasta me la podréis oler.

Cuatro años después de verlo aquí y luego aquí y luego aquí y luego por todo en plan, Lula por dios, tienes que probarlo, tú que no soportas el perfume, que no has usado jamás porque los olores te provocan jaquecas (jaqueca... qué palabra maravillosamente femenina).

... pruébalo, pruébalo...

Y por fin lo probé y estoy obsesionada y he decidido que ese es el olor de mi vida.

Porque misteriosamente no me duele la cabeza, a pesar de estar taaaaaaaaan irremediablemente pasado de moda.

Será porque es un olor que recuerda a esa época en la que llevar ropa pasada de moda o ir a la última podía cambiar tu vida.

Un beso a todas


Lula P.

(Fotografías de Walker Evans, 'Subway Portraits')

24 comentarios:

Nina dijo...

Pues sí, Viva lo pasado de moda!

Me hubiese gustado heredar cosas de mi madre y sobre todo de mi abuela. Hubo una etapa en la vida de mi madre, hace 20 o 21 años, en la que tuvo que regalar muchas cosas, que por circunstancias, ya no podría volver a usar, y no hablo sólo de cosas de aquellos por entonces años 90, también cosas de los 80 y de los 20, 30, 40 y 50 que le gustaba atesorar. Por aquel entonces yo tenía 9 años, en el 92, un año que marco mi vida y en el que, además, todos sus tesoros fueron a parar a otras manos, si me hubiese pillado más mayor...

De perfumes, yo utilizo uno que ni ya se fabrica, me lo dosifico para que jamás se termine, "Very Valentino", el único que no me atufa, ni su olor se mete en mi garganta.

Saludos

Nina

María dijo...

DÍ QUE SÍ!!!

Yo estoy en plan "soy moderna y por eso soy vintage", que en realidad significa "soy autónoma y no tengo un duro". Pero en épocas de vacas gordas compré algunas joyitas y ahora las rescato y me siento super divina. Además, estoy leyendo la última novela de Ken Follet (ya podéis apedrearme si queréis) y al leer todas esas descripciones de la época de 1940, 1942, con esas mujeres vestidas divinas con prendas de diez años antes, me he emocionado.

Ahora, a diario y cuando no tengo visitas ni citas en le despacho, me visto de grunge de los 90, con jerseys y vaqueros y botas moteras. Y cuando me toca hacer de relaciones públicas rescato esas joyas de mi armario y me planto en los despachos de los clientes en plan "mira, tengo tanto estlio que me pongo un Lemoniez de hace 10 años y voy tan divina que asusto".

Mi gran problema con el "retrochic" es que he heredado un visón de mi madre y un abrigo de astracán de mi abuela que no sé cómo ponerme... y me los quiero poner!!!

Y con el tema perfume... me apasionan. Usé durante años Halloween, de Jesús del Pozo (de adolescente). Luego me pasé a Poison de Dior, y a Miss Dior Cherie, y terminé con el consabido Ángel de Mugler.

Ahora he encontrado una tiendecita donde los hacen "a medida", mezclando esencias hasta encontrar lo que te gusta, basándose en el olor que tú les des, y me he hecho con uno que huele como a algodón de azúcar. Sí, me he pasado. Pero me mola.

Anónimo dijo...

Creo que no me he enterado de nada.
Mi concepto de "pasado de moda" se reduce a haber tomado la decisión de no comprarme nada este año, o sea, abrir el armario y tirar de lo que haya (que, dicho sea de paso, resultó que había suficiente).
Es que si estar de moda significa llevar ropa militar, como que me niego. Te digo más: cada vez que veo a alguna que parece que acaba de volver de Irak, y que además suele pasar que no le pega nada, pienso que es retrasada en grado sumo. ¿Cuándo hemos llegado al punto de hacer el rídiculo que haga falta con tal de ser aceptadas por los demás?
Igual es que me hago mayor. Seguramente.
Por cierto, ¿cuando dices "empolvado" quiere decir como Anais de Cacharel? Es que esa la usaba yo cuando era jovencita y me pirraba mucho mucho. Así que, si es así, corriendo que voy ya mismo a probar la Teinte esta, a ver si es lo suficientemente empalagosa para mí, jajaja.
N.

Lula P. dijo...

N. me encanta eso de que crees que no te has enterado de nada!! jaajjaja en realidad creo que yo tampoco!!!

Por ahí he leído que sí, que mi perfume recuerda a Anaïs de Cacharel. Ese no lo siguen haciendo???

Lo de que parecen que acaban de volver de Irak, grande, y se creen que lo llevan con elegancia OoO

Nina eso de que lo dosificas para que nunca se acabe me ha encantado. Yo siempre les digo a mis hijos cuando me piden un helado o un caramelo "cómetelo despacito para que no se termine".

María, te vistes de grunje en la intimidad???!!!! jajajajaja ere tremenda!!!!!

Pero una cosa es el concepto 'pasado de moda' y otra la ropa vintage... la ropa vintge puede estar de moda. Son cosas distintas, pero creo que me he explicado fatal con este post. Vaya telita...

besos

Anónimo dijo...

No, creo que ya sé lo que quieres decir, y creo que la culpa es de las de Irak. Es que exploto, o "peto", como dice mi hubby y me hace mucha gracia. Si veo otra cojo una de esas pistolas de paint-ball y le doy motivos para camuflarse. Jajaja. Pues eso, que yo creo que por su culpa me dan ganas de tirar de armario y sacar viejas glorias que se note que son viejas y se llevaron hace tiempo (muy buena la aclaración del vintage), pa ver si se les desencaja la mandíbula.
Dios, pues si recuerda a Anais allá que voy. Es que ese ya no lo puedo usar porque me recuerda a otros tiempos; lo huelo y me retrotraigo (?!) a tiempos de botellón y exámenes, a sexo desenfrenado con desconocidos, y a porros, etc, etc. Mmmmm, quizás no sea mala idea...
N.

María dijo...

Jajajajaja, te has explicado perfectamente!!! jajajajajaja

Vintage en mi armario hay esos dos abrigos y algún vestido comprado en segunda mano (de los de verdad, de los 50). El resto es pasado de moda y aire. Es lo que hay.

Y lo de grunge... jajajajajajajaja. Quise decir que si no tengo que ver clientes y mi vida social se va a resumir a ir al super o a tomar una caña al final del día con mi chico y mis amigos, pues me planto un jersey, un vaquero y las moteras y aire, que va que se mata. Vamos, que me he hecho mayor y paso de ponerme el taconazo y la falda tubo para sentarme en el despacho a redactar proyectos a desatajo más sola que la una.

ester dijo...

ay, me encantan vuestros comentarios!!!!!!! (lula, el post en sí también, pero eso no hace falta ya ni decirlo...).
maría, ponte el visón o el astracán sobre tu uniforme grunge para ir a tomar una birra al final de la jornada, creo que es la mejor combinación posible!
N., "a tiempos de botellón y exámenes, a sexo desenfrenado con desconocidos, y a porros, etc, etc"??? pues vuelve a usarlo, que suena genial, jajajjaja!!!
beso a todas!
e.

Sonia Martínez dijo...

Amén, hermana. Yo hace tiempo que paso un poco de las "tendencias" y me sigo poniendo lo que me gusta y me queda bien. Ahora prefiero gastarme el dinero en cremas y potingues caros que en realidad es lo que te pone guapa y te mantiene joven. O no?

Mónica B dijo...

Creo que esto tiene algo que ver con hacerse mayor y madurar. Porque con 18 años una tenía la necesidad desesperada de ser aceptada (y el sueño de ser envidiada y deseada). Y así se cometen errores garrafales (no ya que me pusiera ropa horrible, sino ropa que ni pegaba conmigo ni me quedaba bien).

Ahora que soy más mayor me preocupa mucho menos lo que piensen los demás. Por tanto, me compro ropa que realmente me apetezca muchísimo, y no sólo porque la lleva P. Echevarría(Y eso cuando me compro cosas. Porque últimamente todo me parece carísimo -sobre todo para la calidad que se ofrece-).

Ahora que lo pienso, me he hecho mayor y pelín rancia... ¡¡En fin!!

Elisa dijo...

Ayyy Lula, que razón tienes. Me dan una pereza terrible las modernas. Me parece aburridisimo ir a zara y comprarse lo ultimo cada semana, por qué todos los zapatos tienen tachuelas, por que todo lleva puntilla?

Nunca había oído hablar del perfume, pero me o apunto.

Observaciones interesantws: Estando aquí mi madre con el beibi me he dado cuenta de cosas la mar de interesantes de Alemania relativas a los perfumes. No hay ni colonia a granel ni colonias infantiles. la nenuco no existe y la S3 ya ni digamos, nunca me había dado cuenta. En España sería impensable no poder comprar colonia de litro, con lo castizo que es.

Beso

ester dijo...

elisa, tenemos ya baby??? ENHORABUENA, NENA!
beso!
e.

María dijo...

PERO PERO PERO PERO!!!

ELISA!!! CONGRATULATIONS!!!

Y el Nenuco te lo enviamos por Seur ya mismo, vamos. O Petit Cherie, lo que prefieras!!!

Elisa dijo...

Jajajajaj siiiii ya tengo beibi, y es taaaaaaan mono, pero mono d verda eh, no debido a hormonas maternas jojooooo

En 2 semanas nos vamos mes y medio a casina y me compraré un arsenal de nenuco y petit cherie. Gracias por ofreceros a perfumarme la vida :-)

Otra cosa interesante es que no se "puede"usar gel, mi sister flipó y dijo que se negaba a que su sobri fuera un maloliente jajajaajj ella que es muy autentica, dice que a falta de gel tenemos que perfumar al mochuelo jajajajajaj

Os mantengo informadas de las proximas diferencias culturales, yo a veces flipo en colorines.

Besos

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

¿Cómo que no se puede usar gel? ¿Y qué usan? ¿Jabón lagarto?

Ana dijo...

Hola Lula
Me ha encantado el tema de hoy y no puedo estar mas de acuerdo. Yo tambien voto por estar pasada de moda. Porque alguien me explique para que quiero ir a la misma moda que cientos de chicas de mi misma edad. Salgo por la calle y todas las chicas van a la moda con sus pitillos sus botines imitación de Isabel Marant y su jersey de ochos, su chaqueta tres cuartos verde militar.
Voy al cine y todas llevan un vestido de punto de MANGA CORTA con una camiseta del beska por debajo y sus botas, todas van a la moda, todas son iguales.
Yo quuiero poder usar mis botines sin tachuelas de hace tres años y mi abrigo camel de hace dos años y sentir que ya no voy a la moda y mi chaqueta de terciopelo de hace 15 años cuando estaba en la Uni y no ser vintache porque era del Zara sino ir solamente pasada de moda. Porque quiero seguir con mis labios rojos y no burgundy.
Porque creo que lo efímero es efímero porque tiene motivos para serlo `y no nos engañemos la moda es efímera porque al negocio le interesa que lo sea.
El problema es que no puedo ponerme mi ropa de hace varias temporadas porque ya no me vale y porque no nos engañemos la ropa no dura mas de dos o tres temporadas (en un estado aceptable quiero decir).
Y aunque no pueda adelgazar prometo ponerme una pieza pasada de moda todos los días, porque ¿hay algo mas desfasado que los fotoblog en los que estrenan ropa y modelito todos los dias? Y porque yo quiero salir a la calle y no ser un clon de moda pero clon
PD: siempre te pregunto lo mismo ¿para cuando vuelve un blog de Miss B ? tu que tienes mano con ella le podrías preguntar, convencer, obligar si es necesario....

Anónimo dijo...

A mí este post me ha recordado la fascinación que me producía, cuando era una niña, ver a mi madre arreglándose los domingos para salir a dar una vuelta. Era ropa de eso, de domingo, de verano en verano y de invierno en invierno, vestidos de manga larga, faldas de paño y algunos vestidos ligeros. La raya en el ojo, los labios pintados y unos pendientes de oro o un pequeño broche que aún hoy sigue usando. Nada más y sin embargo tan guapa y poderosa.

Debe ser que sí, que ya somos mayores, porque yo ahora lo que quiero es ser como ella.

Besos a todas.
Paca

Anónimo dijo...

Lula tú eres fan de estar pasada de moda y yo soy cada día más fan tuya. Te superas con los posts y lo mejor es que siempre aprendo algo contigo. Hoy me pasa algo tan raro como que me muero de ganas por leer ese libro, aunque digas que no lo recomiendas. Me ha encantado cómo has contado cómo vivimos la ropa hoy y cómo la vivían en aquellos años. A mí también me espanta que todas las niñas vayan igual, que sean clones con ropa barata. O como dirías tú: la vacuidad de la ropa barata ;P Me encanta este blog.

Fran

Ah, yo también quiero la vuelta de MissB. La conocí al final a través de este blog y también me declaro fan y pido su vuelta.

Anónimo dijo...

Elisa, mi consejo es que hagas mucho caso a las alemanas y muy poco a la familia jajajajaja en mi caso el 99% de los consejos que me daba mi familia o no aportaban nada (no cojas al niño en brazos, no te lo metas en la cama, llorar le va muy bien...) o directamente eran cosas equivocadas (no pasa nada si le das papilla a los tres o cuatro meses...)...

Durante los primeros meses de vida yo tampoco utilicé gel de baño para mis bebés. Sólo les dábamos baños de agua. Su piel no necesita más. Un baño de agua con una esponja natural y listos. Luego para hidratar (poruqe suelen tener la piel sequita) un poquito de aceite de almendras dulces, por ejemplo.

Y la colonia yo nunca les puse. No sé porqué, mi intuición me decía que no hacía falta ponerles colonia, que un bebé ya huele bien el solito... Lo curioso es que luego más mayores cuando les he querido perfumar un poquito de vez en cuando me han dicho que no les gustaba, que les molestaba... No sé... quizá para algunas cosas no naturales mejor es esperar un poco a que se hagan mayores, cuando sus cuerpos se hayan desarrollado.

Pero ya te digo que todo esto es solo mi opinión. En cualquier caso, tú no hagas mucho caso a nadie y fiate de tu intuición, que nos dice mucho más de lo que creemos.

Un beso y enhorabuena y disfruta mucho de hermoso bebé.

Lula

marta dijo...

Eli! falto yo por felicitarte por ese bebé. Seguro que es un bebé monísimo con esa madre tan maja y ese padre que los niños guiros son siempre muy guapo. ¿Qué nombre le habéis puesto finalmente al mochuelo?

monnÏ dijo...

Felicidades Eli.
Queremos saber el nombre!
Aquí tampoco hay colonia para los bebés, y yo a las mías tampoco les puse, aún en España, le ponía Mustela a la ropita, pero no a ellas.
Geniales los consejos de Lula: no seguir consejos, jaja. Lo mismo que yo hice, seguir lo que mi estómago me decía.
Ahora que son más grandes y ellas querían les he comprado colonia de manzana de Yves Rocher para niños, la única que he encontrado por aquí.
Saludos desde Londres
Monica

nine dijo...

Me estoy haciendo mayor, debe ser por eso que cada día paso más a la hora de vestirme de lo que se lleva y me pongo lo que me gusta y lo que me va. Y hay prendas de mi armario que no importa el tiempo que tengan, me siguen enamorando cada vez que las veo y siento cómoda con ellas, y guapa, cosa que no me pasa con muchas de las cosas que ahora están 'de moda'
Además, cada vez me importa menos lo que digan los demás, y me pongo más lo que me da la gana, y está bien, porque la verdadera elegancia está en tener un estilo propio no? y eso es mucho mejor a estar siempre a la última te vaya o no, no se qué pensáis

Annie dijo...

Elisa, muchas felicidades!
Aquí también empieza a recomendarse no usar demasiados productos cosméticos con los bebés,no bañarlos a diario,... a mí me lo recomendó la matrona del centro del salud. A mi hija no le he puesto nunca colonia y ya tiene año y medio. Los bebés huelen de maravilla, no necesitan más.

En cuanto al tema del post, a mí me molesta el uso del término vintage para lo que antes era simple segunda mano (y así aprovechar para cobrar precios exagerados para prendas que no lo valen). Para mí no todo es vintage, una camiseta de Naf naf de hace 20 años no es vintage y desde luego no eres más cool porque lleves un jersey de abuela de hace sólo diez años.

marta dijo...

Lula, que no te había contestado respecto a lo de dermalogica. Es una academia, asi que las chicas que te hacen tratamiento están en prácticas, pero siempre con una supervisora al lado. Todo es muy blanco, muy limpio y muy relajante. Me hicieron un diagnóstico de la piel, luego una exfoliación suave, una limpieza mascarilla y masaje. Fueron $45. Luego te recomiendan cuales son los mejores productos para tu piel, pero sin agobiarte para que compres y además me dieron miles de muestras. Es una experiencia muy recomendable para pasar una mañana lluviosa o si vas varios días. Al final estás unas dos horas, pero vale la pena.