jueves, 18 de diciembre de 2014

Be Cameron, my friend

Yo en 2015 quiero ser Cameron Howe. Quiero ser un genio de la informática, llevar el pelo corto y rubio platino, pantalones de tiro alto y camisetas sin sujetador y ser una puta diosa con americana roja.

Pero sobre todo lo que yo quiero para 2015 es ser EL FUTURO.

Be the future.

Be Cameron, my friend.






Casi lloro cuando apareció con esa americana roja. Nota mental: copiarla todas las veces que pueda durante 2015. No lo olvides, copia eso todo el rato. Tiene pinta de ser de YSL. Joder. Necesito esa americana, queridos Reyes Magos...


Cameron viste como le sale del toto, porque ella no necesita ponerse guapa. Ella ES guapa, pero se la suda, porque es un ser superior. EL ser superior. La superhembra que necesita follar cuando su mente se bloquea. Pegar un polvo para desbloquear tu cerebro. Un uso pragmático del sexo que, al contrario de lo que muchos creen, es TAAAAAAN FEMENINO.






No sé cómo, pero seré Cameron, aunque me pille justo cuando empiezo a ser, irremediablemente, el pasado.



Un beso a todas y felices fiestas.

Lula P.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

No me va su estilo, yo sí que soy el pasado que aún ando en la onda francesa, jaja. La recomiendas, supongo? Necesito series que me alivien la navidad, que la llevo fatality.

Lou.

Lula P. dijo...


La serie mola, no es buenísima, pero mola. Le pongo un 7.

De las nuevas, yo ahora estoy entregada a The Affair.

Anónimo dijo...

Me gusta. Pero no puedo ser ella porque el rubio me queda fatal y mis curvas impiden estos looks.

Yo en 2015 quiero ser la überhembra, quiero que me de lo mismo lo que piensen los demás y ponerme lo que me da la gana todo el rato. Quiero tacones imposibles para las fiestas y botas militares para trabajar. Y quiero ponerme gafas. Me ha dado por las gafas. Me he comprado dos pares nuevos y no me los quito, así de loca ando.

María

ester dijo...

yo siempre he querido tres cosas en esta vida: hacerme rastas, raparme el pelo y teñírmelo de rubio platino.
y luego soy la tía más sosa del mundo a nivel capilar y no paso del moñete... señor, señor, no se puede ser más vaga...
beso!
e.

Anónimo dijo...

Sí, la americana mola.
He mirado de qué va The Affair (yo también ando en busca de más series), pero no creo que pueda verla: cuando veo una serie/película con ese argumento me entra una mala leche y unas ganas de zurrarle a mi marido... (a no ser que la serie sea muy mala y no se lo crea nadie). Mi masoquismo (y mi puñetera manía de creerme los personajes y meterme de lleno en la acción) hace que me ponga en el pellejo de mujer cornuda en lugar de la que se zumba al marido. Tengo que hacérmelo mirar.
Felices fiestas a ti también.
N.

Lula P. dijo...

N. Yo no me solidarizo con la cornuda de the affair porque me cae fatal no sé por qué! Pero me cae muy mal! jajajajaj aunque quizá a ti te pase lo contrario y acabes enfadándome con tu marido!

Anónimo dijo...

En ese caso... ;-)
Por cierto, si el marido en cuestión es el de The Wire, suma puntos. No es Luke Evans (que últimamente me tiene muy loca) pero vale.

Anónimo dijo...

Cómo odio que mi bloguera preferida sea tan vaga... De verdad que lo odio