lunes, 25 de enero de 2010

Propósito

Me hecho un propósito: comprar sólo una cosa este mes. Una y ya está. A ver si lo consigo. Entonces, empieza mi cuenta atrás... el próximo 23 de febrero veré si lo he conseguido.

Pero me conozco y puedo ser muy tramposa. Pueden ocurrir varias cosas:

Posibilidad número uno (y poco probable): que consiga comprarme sólo una cosa, pero que sea muy cara. Caerá el Mulberry? O el trench de Burberry? Durante este mes de abstinencia, queridas, todo es posible... jiji

Pie de foto: En este mes de abstinencia en el que sólo me podré comprar UNA sola cosa, caerá el Roxanne????

Posibilidad número dos: hay periodos en los que realmente me olvido un poco de MI armario.... pero no del de mi marido e hijos. Con lo cual, acabo gastándome máaaas dinero en ropa para ellos!!!!!!!!!!! es algo terrible!!!!!! mi marido flipa. Creo que prefiere que me compre cosas para mí...

Posibilidad número tres: quizá pueda conseguir comprarme sólo una cosa, pero conociéndome, puedo calmar el mono con los potingues!! y eso puede ser más caro que comprarme ropa, no os digo más... como empiece con serums, cremas y limpiadoras, puedo acabar con limpiezas de cutis y finiquitar con depilación láser (que sólo me quedan dos sesiones para parecer una bailarina, ojo).

Posibilidad número cuatro: cuando no compro ropa o zapatos, indiscutiblemente, me suelo volcar con la casa. Pero a lo bestia. Esta posibilidad tiene muchos puntos, porque la BKF está al caer... aunque dudo que me conforme sólo con un "silloncito de nada", querré plagarlo todo de lámparas nuevas y plantas (en mi casa siempre hay muuuuchas plantas, muchas, muchas, es todo muy loco lo mío con las plantas... de las flores paso, pero las plantas... ).

(Edito. Se me había olvidado una de las posibilidades más probables). Posibilidad número cinco: comprarle cosas a mis amigas. Siempre lo hago. Les compro cosas sin que me lo pidan y luego les digo... toma nena, si no lo quieres lo devuelvo... Y si es de una tienda donde no lo puedo devolver: toma nena, si no lo quieres, me lo quedo yo... jajajaja su respuesta: estás loca!!!!!! claro que lo quiero, pero te odio!!!!!! es lo que tengo, que todas mis amigas me odian mucho, sobre todo R., y su cuenta bancaria ya ni os cuento... Durante mi embarazo me he pulido sus ahorros!!! jajajajajajajajajaja el otro día nos tronchábamos de la risa recordándolo!!!!


Empieza mi cuenta atrás, señoritas. Sólo una cosa. Lo conseguiré????

8 comentarios:

ester dijo...

ni de coña, nena. tienes tantas posibilidades como yo con mi plan de austeridad...es decir, 0 patatero.
beso!
e.
p.d. elisa, te mandé un mail para que me invitases a tu blog y no he sabido nada...

María dijo...

Dios míom, hay más gente como yo!!!

Yo no considero que comprar potingues o cosas para la casa sea comprar, así que como este mes ya había comprado muchas cositas (rebajadas, pero muchas) decidí no comprar más... y por eso ayer me dejé más de 100 aurelios en la perfumería. Pero eso no es comprar!!! jajajaja

Elisa dijo...

A mi me pasa lo mismo con los postingues y sino con la ropa interior o la decoración. Cómo os entiendo!. La vena "le compro algo a mi novio" la tengo también muy desarrollada. La respuesta es siempr:, no necesito más de nada. No sé como pueden vivir así... siempre se necesita más de las cosas!!!

El sumum lo alcancé cuand me dió por comprar sales de lujo, que si negra, que si del himalaya que si rosa....myfutureman flipó, se planteó mandarme al psicólogo.

A ver si lo consigues Lula, porque a mi me cuesta muchísimo

Elisa dijo...

Ester ya estas invitada :-)

María dijo...

Ay, jajajaja... Elisa... ¿sales de lujo? jajajajaja

Yo con la ropa interior tengo un problema, pero uno de verdad. De hecho, exactamente el mismo que con los zapatos. Es que es ver un conjuntito mono y lanzame como una hurraca sobre un swaroski... igual debería plantearme un psicólogo, o un abono a La Perla, qué sé yo...

Lula dijo...

jajaja Elisa, lo de las sales de lujo me ha llegado al alma!!!

A ver chicas, un poco de tranquilidad!!! creo en mí y creo en vosotras jajajajajajaja no... a ver... Ester tu plan de austeridad no te va a funcionar, tienes que ponerte metas a corto plazo... una semana, un mes... y por lo menos darte un capricho en ese tiempo para que el síndrome de abstinenca no acabe por vencerte!!!!!!!!!... pero una año entero viviendo como Mahatma Ghandi!! eso no lo vas a conseguir!!!!! empecemos por ponernos un mes, a ver qué tal nos luce el pelo, y luego ya veremos.

Maria, creo que nos pasa a muchas, que queremos parar de consumir a tope pero no lo logramos. Creo que estamos hartas de tanta moda exprés y todo eso pero no conseguimos no comprarla... es algo raro, pero yo me entiendo. Aunque bueno, también puede ser también la conciencia: yo nunca había tenido tantas cosas como ahora y no sé por qué, si fuera infeliz, lo entendería, pero soy muy feliz y sin embargo compro y compro.

María dijo...

Jajajaja... me pasa igual, que me planteo "seré consumista para llenar un hueco??" y luego me respondo... "pero qué hueco, tonta del haba, si no tienes ni debajo de la cama", jajaja

Catalina dijo...

Espero verte pronto con tu bolso de Mulberry.

Besos