lunes, 21 de febrero de 2011

Mi armario y la obsolescencia programada

Soy consumista, ya lo sabéis. O sea, soy MUY consumista, por eso, cuando de repente me dicen que las cosas que compro están programadas para autodestruirse me entran ganas de ponerme a llorar hasta por lo menos el año que viene. Llevo así desde que el mes pasado Tirar, comprar, tirar.

Mis compras ya no son lo que eran, mi sentido de la culpabilidad se ha disparado y empiezo a ponerme como las locas buscando puntos sueltos en los jerseys, mirando las suelas de los zapatos nuevos...

No sé a vosotras, pero a mí me han amargado la vida: ahora cuando miro mi armario me entra la penita y lo entiendo todo mucho mejor. El mío tiene el síndrome de la caducidad absoluta. Qué asquito todo.

Ahora no se me escapa ni una. Ajáaaaa, ahora entiendo que las putas camisetas de American Vintage acaben llenas de agujeros como si las hubieran atacado un ejército de termitas. Me cagoen... por eso se abren las costuras de los jerseys de cashmere recién comprado!!! por eso les sale tanta bolita, para que el año que viene ya lo veas viejo y necesites comprarte uno nuevo.

Ahora cuando me compro unas medias pienso que están programadas para autodestruirse. Sí, todo es como muy apocaliptico, y eso me puede...


Pie de foto: Esas eran medias irrompibles.

Para las que no lo hayáis visto aún, os resumo un poco el documental. Nos cuenta que hay productos, sobre todo tecnológicos, que están programados para morir y así provocar que el consumidor tenga que comprar uno nuevo. Pasó con las medias de nylon, por ejemplo, que cuando se inventaron eran irrompibles y entonces la empresa tuvo que poner a trabajar a sus ingenieros para que crearan unas más frágiles. También ocurrió con las bombillas. El docu cuenta que las primeras que hicieron no se fundían y algunas llevan más de un siglo encendidas.

Lo mismito pasó con una generación de I-pods, cuya batería irremplazable se agotaba al año y medio. O las impresoras Epson, que en su interior llevan un chip les hace dejar de funcionar en cuanto llevan un número predeterminado de copias.

Y así, suma y sigue... Lo peor es que en el mundo no hay sitio para esos residuos. La basura nos come y lo que hacemos los países ricos es mandarla a los países pobres. En Ghana, según vemos en Tirar, comprar, tirar, donde había ríos y vegetación hay hoy montañas de ordenadores, deuvedés y otros trastos que ya nadie quiere por inútiles. Allí arreglan los que pueden, cosa que aquí no hacemos por aquello de que "te sale más barato comprar uno nuevo".

Pie de foto: Dicen que esa bombilla lleva encendida desde 1901.

A mí me cuesta reciclar y me obligo por mis hijos, para que ya lo lleven incorporado de fábrica. Basura tecnológica no genero porque paso siete pueblos de ipods, ipad y pecés. Pero lo de la ropa me dolió. No puede ser que antes durara añares y ahora una sola temporada (y da gracias).

Y no hablo de prendas zareras ni baratas. A ver... no tengo ni puta idea de si pasará lo mismo con los chaneles y vuittones (aunque por lo que cuenta Saviano en Gomorra, la cosa no puede ir muy desencaminada). Pero sí puedo hablar de cosas por las que pagas un poquito más... American Vintage, Comtoir, Paul&Joe... muchas de esas prendas, si las usas con asiduidad, acaban hechas una mierda en un pispás. Y eso jode. Antes pensaba que era por mi culpa, porque soy un puto desastre. Ahora todo es por la obsolescencia programada, y punto.

Que mi hija me tira un yogur en el jersey y tengo que darle con jabón de lagarto para sacar la mancha y acaba acartonado (o roto, directamente), pues culpa de la obsolescencia programada. Que mi hijo juega con su cochecito sobre mis piernas y acabo con una carrera en la media, pues lo mismito. Toda mi ropa es tan caduca que no puede tener yo solita la culpa, coño!!!!

Conclusión: mi armario sufre de autodestrucción masiva.

Una putada, pero estoy tramando un plan para ser más responsable y comprar muy poco. Ya os lo contaré.

Un beso a todo el mundo.

Lula P.

Pd: Habéis visto qué manos más bonitas tiene Eugenia de la Torriente?!! Esas son unas manos bien cuidadas, sí señorita!!! Aunque estoy un poco consternada con su manicura francesa. Mmmmm... yo creía que sólo la llevaban las actrices porno, pero después de vérselas... mmmmmm será que la lleva fina??? mmmmm lo meditaré.

Un porcierto: yo ya pasó de Moleskines. Quiero un cuaderno como ese!!!

20 comentarios:

Mqr dijo...

jajaja aki otra consumista de a pie q cuando se obceca con algo lo usa hasta q sta destrozadito, sera una enfermedad?

Miscelánea dijo...

jajajajajaj Yo tb me sentí super identificada con el documental. Cuando lo vi me sentí estafada tb porque yo me compré uno de los primeros ipod que sacaron al mercado que ni tan siquiera en España era conocido y me duró justo un año la batería. Sigo comprando ipods, la prueba está en mi regalo de navidad, tengo varios y todos mios, aún así después de haberlos llevado a juicio el chico del documental tampoco han conseguido mucho ya que la batería sigue durando muy poco.
Pero da que pensar, te dan ganas de no seguir consumiendo para protestar por semejante política.
Soy una consumista compulsiva nata, pero si que es cierto que si no fuese por eso la economía no tiraría para alante. De igual forma sigo pensando que vivimos engañados.

Pasate por mi blog que estoy de sorteo!

Un beso bien grande

marta dijo...

Cierto, y lo malo es que cuando está nuevo se nota demasiado que es nuevo. Las prendas para que se vean bonitas tiene que estar "vividas" pero es que ahora todo pasa de nuevo a trapo a la mínima de cambio.

Abilia dijo...

Totalmente cierto! Vi el documental y justo a las semanas lo viví en mis propias carnes por partida doble: 1) la batería de mi portatil (Mac) murió con tan solo 3 años y medio de vida. 2) La tele de mis padres, comprada en septiembre de 2009 (las madres guardan los tickets de compra), no enciende.

Y entonces es cuando dices "pero si antes las cosas duraban toda la vida". Cierto.

En el caso de la ropa, esto lo uno a la vorágine consumista. He leído entre líneas que vas a frenar tus compras. Yo ayer llegué a un compromiso conmigo misma: un mes sin comprar... Lo peor es que me entran dudas a pesar de tener el armario a reventar.

LUX dijo...

jaajjajajaaj a mi lo del documental me enganchó, me hizo comerme el tarro taaaanto, pensar que en la oficina las impresoras son epson, que mis medias, hasta los leotardos se rompen siempre y no juego al fútbol con ellas, la ropa bueno, ni os lo comento pq ya no sabes que pagar por las cosas, mis botazas del amor de Bimba y Lola, se rajaron por completo a las 3 semanas de tenerlas, 168€urazos, que para mi es una pasta y me costó un esfuerzo, en fin....me caducará hasta el marido? se me joderá antes de tiempo????? jajajajajaja

bs guapaaaaaaaaaaaaaa!!!

Siena dijo...

Lo que me faltava para acabar de deprimirme hoy!!! entre lo que gasto en farmacia con el niño que también parece haber salido mal de serie, la chica de la panaderia diciendo lo mucho que subirá el pan y ahora ésto.... la putada es que las nóminas también se autodestruyen ultimamente.....

Annie dijo...

Hasta que vi el documental era consciente de todo esto, pero no creía que fuese algo tan descarado como el chip de la fotocopiadora...me dejó alucinada.

Yo intento ser consecuente en este tema, aunque estamos de acuerdo en que no es nada fácil, sobre todo en el tema ropa.
Y sí, lo de American Vintage es demasiado, mi marido se escandaliza cuando ve lo que duran algunas camisetas.

Annie dijo...

Abilia, si aún estás a tiempo devuelve las botas, igual es un defecto. A una amiga le pasó lo mismo dos veces con calzado de Adolfo Domínguez y en los dos casos le devolvieron el dinero. Es que faltaría más...

Anónimo dijo...

Eres una salada, yo también lo vi, y decidi desconsumizarme, pero es que en plenas rebajas...., imposible, lo dejo para la nueva temporada, y además quiero aumentar mi consumo en estar con mi chico, mis enanos, tiempo libre y besos y todas esas cosas que no caducan.

María dijo...

Yo desde que vi un documental, creo que de la Rai, en que se enseñaba como los famosos bolsos de nylon de Prada eran hechos por chinos en unas maquilas de mala muerte (en la misma Italia, nada de deslocalización), ya no me fio de NADA. Pero así es el capitalismo, la rueda tiene que seguir girando.

LUX dijo...

lula, necesitamos ya ese plan que estás tramando y YA QUIERE DECIR YA!!!!! jijijiji

MARTINA dijo...

Puedo decir, que mi nivel de consumismo es mínimo...¿como lo hago?, pues porque vivo en el campo y trabajo en un polígono industrial..por tanto, no tengo tiendas de lunes a viernes, que visitar..!!
Y el finde, entre la compra del super..y voy a la que necesito..(calzado, ropa..etc..) ..presupuesto cerrado.
y para no caer en el tema on-line, que al principio si estuve algo enganchada..es dejarme la tarjeta en casa..!!jajaaj. el primer mes se pasa mal, pero el segundo, es "pan comido".

La manicura francesa me encanta, pero como la foto, con las uñas cortitas, y la parte del blanco una línea finita. (las guías que venden en el Deliplus son maravillosas). Me la hago muy amenudo.!! da una sensación de limpieza increible.

Lula P. dijo...

Ay, chicas, sí, menos mal que los besos no caducan!!

Una cosa que se me olvidó poner en el post es el hecho de que esta época de moda-exprés, en la que una tendencia dura un suspiro, en la que hoy se lleva el azul y mañana ya está pasado porque lo que mola es el amarillo... en realidad también es una forma de obsolescencia programada. Y a eso sí que nos podemos negar en rotundo. Por eso he urdido mi plan... un plan cero sofisticado, claro y que seguro que ya se ha hecho mil veces en los blogs de moda, pero yo hasta ahora no y como este es mi armario... en cuanto pueda pongo mi 'propósito de vestidor', con las únicas prendas que debería haber en él. El resto, sobra. Todo, in my opinion, que conste.

Os adelanto que el resultado será un armario muy aburrido, evidentemtne...

Un beso a todas y gracias por comentar.

Elisa dijo...

Me muero por ver tu vestidor jejejeje

Ando a mil, pero prometo comentario sobre la obsolescencia.

Kuss

ester dijo...

ODIO comprar un abrigo, aunque sea de zara, aunque lo haya pillado en la liquidación por 39,90€, y que tras ponerlo dos veces tenga bolas. me deprime, fíjate lo que te digo.
y viva el negro, sí! nos hemos puesto de acuerdo en volver a amarlo porque tanto a cibeles como a la fiesta larios, sin haberte leido, fui de luto total, jaja! oye, y qué ilu ver publicadas aquí mis fotos, gracias!
beso!
e.

MENINA dijo...

Cuanta razón, yo hace un tiempecito que estoy de pelea con la lavadora, tiene narices pero justo cuando termina la garantía empiezan los problemas... hartita estoy ya de recoger agua... y otro que empieza a revelarse en casa es el calentador, que también tiene perdidas...

Yo también creia que el problema de la ropa era yo, por desastre, por meter agua caliente cuando solo le va bien fría, o por planchar demasiado caliente, pero veo que soy inocente!!!

Elisa dijo...

Odios las bolas y los tejidos y las botas que se estropean como por arte de magia.

Tema tecnología:

doy fé de la obsolescencia, por haberlo visto con estos ojitos, en la industria electónica en China. Funciona de la siguiente manera. Una marca "occidental" fabrica platinas electrónicas con un defecto en la ciudad Y (china) , y otra fábrica en la ciudad X (china también)corrige el defecto. Así evitan que los chinos les coman el negocio con chinorrifakes, porque los aparatos no funcionarán. Pero y si las fábrica de la ciudad X (reparalotodo) no trabajo con un 100% de efectividad? Resultado: los electrodomésticos se estropean al poco tiempo. (menudo rollo, pero espero haber podido explicarme)

Respecto a la ropa no sé lo que le echan o lo que le hacen pero se rompe toda. La cara (bueno medio cara, la que dice Lula P)se estropea también.

Ah, y punto importantísimo, los zapatos, cómo es posible que unas botas, zapatos etc.. se queden sin tapas a las 3 semanas? son de mantequilla o qué?!?!?!? para que conste en acta, las llevo todas al zapatero en España, porque aquí me cobra por colocarme las tapas de repuesto que ya me traen los zapatos (este punto es importante, las tapas las pongo yo) 30€!!!!! Protesto por tener que llenar mi maleta con calzado innecesario solo por tener que arreglaro! ya está, lo he dicho. EA!

beso

PS: qué bien me he quedao, buffff

Diseño Web dijo...

Muy buen post! de esto se trata la industria :-)

Merry dijo...

Muerta me quedé cuando ví el documental el otro día en la tele...y desde entonces obsesionada por cómo se nos manipula.....la urdimbre, los acuerdos de gobernantes y poderosos para activar el consumo, los beneficios, para consolidar una marca...

Pero lo que realmente me conmovió fue que Ghana es un puñetero vertedero. Siempre pagan el pato los mismos.
Lo de impresora, flipante,desactiva el chico el chip y se pone a funcionar como si tal cosa. Me encantó el documental.

Tiene tela, al día siguiente de verlo, mi móvil empezó a hacer cosas raras...y sólo tiene año y medio!!

Genial el post.
Beso

Nereba dijo...

Jajajaj, qué salá! Me ha encantado tu post. Simpático y muy cierto!